Ácaros

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son pequeñas criaturas blanquecinas. Se parecen un poco a las arañas, pero son mucho más pequeñas. El ácaro es de 0,1 a 0,6 mm y, por lo tanto, apenas visible a simple vista. Los ácaros del polvo doméstico son inofensivos para los humanos, a menos que sufra una alergia a ellos.

La vida de los ácaros

Los ácaros se originan en nidos de pájaros en áreas tropicales, pero en los hogares o salas de estar se sienten muy a gusto también. Los ácaros viven del polvo que proviene de la caspa de las personas y los animales. Ellos viven mejor a una temperatura de 20-30 grados en un ambiente húmedo, preferiblemente a una humedad del aire de 65-80%. El ácaro del polvo no bebe, pero vive de la humedad del aire. Puedes encontrar los ácaros del polvo especialmente en lugares oscuros y húmedos donde se forma polvo fácilmente. Los edredones y las almohadas son un ambiente ideal para vivir para ellos, pero los ácaros del polvo también se pueden encontrar en la ropa, alfombras, tapicería y animales de peluche. Rápidamente se multiplican en primavera y otoño y crecen hasta convertirse en un ácaro adulto en 3-4 semanas. Pueden acumularse hasta un millón de ácaros en un colchón.

La alergia a los ácaros

Muchas personas sufren alergias a los ácaros del polvo, especialmente los jóvenes. Del 5% al 25% de las personas se quejan por los ácaros en mayor o menor medida. Las reacciones alérgicas son causadas por el excremento del ácaro del polvo doméstico, del cual las partículas de proteína pueden causar una alergia. Las quejas generalmente surgen por la noche y por la mañana, o cuando se limpia. Las siguientes quejas son las más comunes:

  • Irritación de las membranas mucosas
  • Ojos rojos y llorosos
  • Nariz obstruida o estornudos
  • Dificultad para respirar
  • Aumento de quejas en otoño e invierno
  • Mal sueño, eczema y dolor de cabeza

Qué hacer contra la alergia a los ácaros del polvo

Los ácaros del polvo doméstico nunca se pueden eliminar por completo, pero se puede hacer mucho.

  • Trata de eliminar la mayor cantidad posible de alérgenos de tu hogar, limpiándolos bien y ventilando mucho. Los suelos lisos (¡sin alfombra!) son fáciles de mantener libres de polvo. También asegúrate de tener armarios cerrados y poca decoración, para que no haya nidos de polvo.
  • Lava la ropa de cama, las fundas de los colchones y los pijamas a 60 ° C en la lavadora regularmente
  • No hagas la cama todas las mañanas, deja la ropa de cama abierta. De esta forma, el colchón puede ventilarse bien y los ácaros del polvo tienen pocas posibilidades de vida.
  • Airea regularmente, especialmente en el dormitorio. Déja pasar el sol cuando esté brillando y seca la ropa al aire libre.
  • Una cubierta antialérgica alrededor del colchón reduce los problemas. El efecto es mayor si combina una cubierta antialérgica con un colchón nuevo donde aún no han llegado los ácaros del polvo. A los ácaros del polvo doméstico no les gusta la lana ni los materiales sintéticos.
Volver al glosario 

¡Duerme mejor!
¡Pruébalo!

 
¿Cómo me doy de baja?

Puedes darte de baja en cualquier momento con solo dar clic a la pestaña 'Suscripción al boletín' cuando has iniciado sesión en tu cuenta de cliente. Si no tienes cuenta con nosotros, puedes darte de baja dando clic en el enlace 'Darme de baja' al final del boletín informativo.

Para ofrecerte la mejor experiencia de compra en nuestra web, utilizamos cookies, incluyendo cookies de terceras partes que se adhieren a nuestra estricta política de privacidad. Al seguir en nuestra página, aceptas el uso de nuestras cookies. Haz click aquí para saber más o para actualizar tus preferencias

Acepto