Sudoración nocturna

¿Qué es la sudoración nocturna?

La sudoración nocturna es bastante normal y la persona promedio pierde hasta 0,5 L de sudor por noche. La sudoración se utiliza para enfriar el cuerpo porque lleva el calor interno en forma de transpiración a través de los poros de la piel hacia el exterior. Si el ambiente es más fresco que la temperatura del cuerpo, puede absorber el calor del cuerpo. Esto ocurre cada noche mientras el cuerpo se enfría hasta 2 °C durante el sueño, lo que permite que los procesos internos se regeneren lo suficiente. El sudor nocturno puede variar desde una película ligeramente húmeda sobre la piel hasta una cama empapada. En casos extremos, la sudoración severa se conoce médicamente como hiperhidrosis. La hiperhidrosis nocturna significa que se suda regularmente y excesivamente durante el sueño durante un período prolongado de tiempo. En estos casos extremos de sudoración nocturna, la persona se despierta a menudo durante la noche y se empapa de sudor. Esto causa trastornos del sueño y tiene un efecto negativo general sobre la salud.

¿Qué lo causa?

Los alimentos picantes, el consumo de alcohol, las mantas calientes o la calefacción pueden llevar a una sudoración nocturna excesiva. La sudoración nocturna excesiva puede provocar problemas de salud. Las causas de la hiperhidrosis nocturna pueden ser, entre otras cosas, causadas debido a una variedad de drogas, fluctuaciones hormonales, estrés mental o debido a una enfermedad viral. Debe ponerse en contacto con un médico en caso de sudoración excesiva regular durante el sueño, si el problema sucede durante el día o por la noche. Un intento por cambiar los hábitos de vida, como reducir el consumo de alcohol o evitar la comida picante, no es suficiente en casos de hiperhidrosis y la condición requiere atención médica personalizada para solucionar el problema

Consejos y soluciones para la sudoración nocturna

Si la sudoración nocturna no se debe a una condición de salud, hay algunas maneras de combatir la transpiración nocturna pesada:

  • Usar ropa de dormir que evite la acumulación de calor y permita que la piel respire mejor
  • No comer alimentos excesivamente picantes o grasosos
  • Evitar el consumo de alcohol y café
  • Evitar los ejercicios de estiramiento antes de dormir podría ser muy útil para evitar la sudoración nocturna
¿Cómo me doy de baja?

Puedes darte de baja en cualquier momento con solo dar clic a la pestaña 'Suscripción al boletín' cuando has iniciado sesión en tu cuenta de cliente. Si no tienes cuenta con nosotros, puedes darte de baja dando clic en el enlace 'Darme de baja' al final del boletín informativo.

Para ofrecerte la mejor experiencia de compra en nuestra web, utilizamos cookies, incluyendo cookies de terceras partes que se adhieren a nuestra estricta política de privacidad. Al seguir en nuestra página, aceptas el uso de nuestras cookies. Haz click aquí para saber más o para actualizar tus preferencias

Acepto