Cómo la alergia estacional afecta a la calidad de tu sueño

Logo Emma blanco sobre fondo naranja

Por: Equipo Emma

Publicado el: 5/10/24

Editado el: 5/10/24

Chico moreno tumbado en lan cama sobre 3 almohadas

Las alergias estacionales son más que estornudos y ojos llorosos. Además de los molestos síntomas diurnos, pueden tener un impacto significativo en la calidad del sueño nocturno. El picor, la congestión nasal y la dificultad para respirar pueden dificultar conciliar el sueño, mantenerlo durante la noche y alcanzar un sueño profundo y reparador. Veamos cómo las alergias afectan el sueño y qué podemos hacer al respecto.

Congestión nasal y dificultad para respirar

Uno de los efectos más comunes de las alergias en el sueño es la congestión nasal. El polen, el polvo y otros alérgenos pueden irritar las membranas mucosas de la nariz, causando inflamación y obstrucción nasal. Esto dificulta la respiración por la nariz y puede llevar a ronquidos, respiración boca abajo y, en casos graves, a la apnea del sueño.

La dificultad para respirar por la nariz no solo es incómoda, sino que también puede interrumpir el sueño, ya que el cuerpo busca automáticamente respirar por la boca, lo que puede causar sequedad en la garganta y despertares frecuentes durante la noche.

Picor y molestias

El picor es otro síntoma común de las alergias que puede interferir con el sueño. La picazón en los ojos, la garganta, la nariz y la piel puede ser lo suficientemente intensa como para despertar a alguien de un sueño profundo. Además, la necesidad de rascarse puede provocar microdespertares que interrumpen el ciclo del sueño.

Aumento del estrés y la ansiedad

La falta de sueño debido a las alergias puede aumentar el estrés y la ansiedad. La fatiga diurna, la irritabilidad y la dificultad para concentrarse son comunes cuando no se duerme lo suficiente. Esto puede crear un círculo vicioso: el estrés y la ansiedad pueden empeorar los síntomas de las alergias, y a su vez, los síntomas de las alergias pueden empeorar el estrés y la ansiedad.

Cómo mejorar la calidad del sueño durante la temporada de alergias

Afortunadamente, hay pasos que se pueden tomar para mejorar la calidad del sueño durante la temporada de alergias:

1. Controlar los alérgenos en el dormitorio

Mantener las ventanas cerradas para evitar que entre polen, utilizar fundas anti-ácaros en colchones y almohadas, y limpiar regularmente el polvo pueden ayudar a reducir la exposición a los alérgenos.

2. Usar un humidificador

Un humidificador puede ayudar a mantener la humedad en el aire, lo que puede aliviar la sequedad en la garganta y las membranas nasales, facilitando la respiración.

3. Tomar medicamentos para las alergias

Los antihistamínicos, descongestionantes y otros medicamentos para las alergias pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad del sueño. Sin embargo, es importante hablar con un médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

4. Establecer una rutina de sueño

Irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana, puede ayudar a regular el ciclo del sueño y mejorar su calidad.

5. Practicar técnicas de relajación

La meditación, la respiración profunda y el yoga pueden ayudar a reducir el estrés y promover un sueño más reparador.

6. Consultar a un especialista

Si los síntomas de las alergias están afectando significativamente tu calidad de vida y tu sueño, es importante consultar a un alergólogo o a un especialista en sueño. Pueden recomendar tratamientos más específicos o realizar pruebas para identificar alérgenos específicos.

En conclusión, las alergias pueden tener un impacto significativo en la calidad del sueño, pero con algunas estrategias y cambios en el estilo de vida, es posible mejorar la calidad del sueño durante la temporada de alergias. Al tomar medidas para controlar los alérgenos y mejorar la higiene del sueño, podemos minimizar los efectos negativos de las alergias y disfrutar de un sueño más reparador.